Nebbiolo

NEBBIOLO

La nebbiolo (nebieul en piamontés) es una uva tinta asociada sobre todo con el Piamonte, en Italia. Se encuentra en las Denominazione di Origine Controllata e Garantita (DOCG) de Barolo, Barbaresco, Roero, Gattinara y Ghemme.

Se cree que nebbiolo deriva de la palabra italiana nebbia, que significa "niebla". Durante la cosecha, que generalmente tiene lugar en octubre, una intensa niebla se adentra en la región de las Langhe, donde se encuentran los viñedos de nebbiolo. La explicación alternativa hace referencia al velo lechoso, similar a la niebla, que crece sobre la piel de las uvas cuando alcanzan la madurez. También es posible que derive de la palabra italiana nobile, que significa noble.1​

La nebbiolo produce vinos tintos de color claro que pueden ser muy tánicos en su juventud, con aromas a alquitrán y a rosas. A medida que el vino envejece, desarrolla matices a piel de naranja en el borde de la copa y madura para revelar otros aromas y sabores, como a violetas, alquitrán, hierbas salvajes, cerezas, grosellas, trufas, tabaco y ciruelas pasas. Los vinos pueden requerir años de envejecimiento para equilibrar el nivel de taninos con otras características.

HISTORIA

Los ampelógrafos creen que la nebbiolo es nativa de la región de Piamonte, aunque algunos análisis de ADN sugieren que se podría haber originado en Lombardía, que se encuentra más al este. En el siglo I a. C., Plinio el Viejo describió la calidad excepcional del vino producido en Pollenzo, una región localizada al noroeste de lo que ahora es la zona DOCG de Barolo. Aunque Plinio no menciona explícitamente el nombre de la uva de la que se hacía el vino de Pollenzo, la descripción del vino guarda similitudes con las descripciones posteriores de los vinos basados en nebbiolo. La de Plinio podría ser primera referencia a la nebbiolo de la región de Piamonte. La primera mención explícita a la nebbiolo data de 1268. En ella se dice que la "nibiol" crecía en Rívoli, cerca de Turín.2​ Tras esta, hay otra referencia de 1303, en la que un productor del distrito de Roero dice tener un barril de "nebiolo" (sic). En el tratado de 1304 titulado Liber Ruralium Commodorum, el jurista italiano Pietro Crescenzi describe el vino hecho de "nubiola" (sic) como de excelente calidad. Hay estatutos del siglo XV de la región de La Morra (que está en la zona de Barolo) que demuestran la alta estima que se tenía a la vida de nebbiolo en esa área. De acuerdo con estas leyes, las penas por cortar vides de nebbiolo iban de una simple multa a la amputación de la mano en caso de reincidencia.1​

La primera vez que esta vid recabó atención fuera del Piamonte fue en el siglo XVIII, cuando los británicos buscaban una alternativa al vino de Burdeos por su prolongado conflicto con los franceses. No obstante, la dificultad para transportar el vino de Piamonte a Londres llevó a los británicos a proveerse en Oporto y en Jerez. No obstante, las plantaciones de nebbiolo siguieron creciendo durante el siglo XIX hasta que los viñedos fueron devastados por la filoxera. Muchos propietarios decidieron replantar sus fincas con otras variedades de uva, entre las que destacó la barbera. Hoy, la nebbiolo supone menos del 6 % de los viñedos del Piamonte.